El actual alcalde de Mancor, Joan Antoni Ripoll. | Elena Ballestero

7

El Ajuntament de Mancor estudia la vía legal posible para evitar el pago de la reclamación de 1.876.601 euros que ha realizado al Consistorio el dueño de la finca de Biniatzent de Dalt, Simó Alba, por daños y perjuicios.

Alba realiza esta demanda después de que un juez ordenara el derribo de sus construcciones que fueron legalizadas mediante diferentes licencias de obra concedidas por el exalcalde y actual conseller de Cooperació Local del Consell, Bernardí Coll.

Ls grupos de la oposición piden la dimisión de Bernardí Coll porque le consideran «indigno de ocupar un cargo público pagado con dinero de todos los mallorquines», según el PSM. Además destacan que «tanto Bernardí Coll como el actual alcalde, Joan Antoni Ripoll, mintieron a todo el pueblo al repetir en varias ocasiones en los últimos años que este caso no costaría ni un céntimo al Consistorio».

Esquerra Unida (EU), que no tiene representación municipal, apunta a Bernardí Coll como «único responsable de esta situación» y adelanta que «en el supuesto de que el Ajuntament tenga que hacer frente a la indemnización, tendría que ser el propio exalcalde quien pagara la reclamación de su propio bolsillo».

Noticias relacionadas

El Consistorio tiene ahora un plazo de seis meses para responder a la reclamación de Alba que, tras agotar la vía administrativa, puede cursar su demanda por la vía judicial.