Vista de los terrenos anexos a la actual depuradora de Platja de Muro.

El equipo de gobierno de Santa Margalida quiere evitar la construcción de la depuradora de Can Picafort.

Pretende resolver el convenio que firmó en 2005 con el Govern y por medio del cual se comprometía a facilitar la construcción de la depuradora, que ahora rechaza.

La propuesta de resolución del convenio sale del regidor Joan Monjo.

Argumenta que el pleno votó recientemente por unanimidad contra la construcción de la nueva depuradora y que, por «coherencia», se habría de resolver el convenio.

Monjo admite que su resolución solo se puede llevar a cabo con un acuerdo con la otra parte, por lo que solicita una reunión al Govern. Asimismo, propone que él –Monjo– y el alcalde Antoni Reus representen al Ajuntament en el encuentro.

Próximamente debe darse la resolución de las alegaciones por parte del Gobierno. Formularon alegaciones los ayuntamientos de Muro y de Santa Margalida: el primero a favor y el segundo en contra.

En caso de que Madrid mantenga construir la nueva depuradora, el Consistorio viler ha anunciado ya que denunciará el asunto ante Bruselas.