Fira Dolça 2014. | Amalia Estaben

3

La climatología inestable no mermó el ánimo de los miles de visitantes que acudieron a visitar la Fira Dolça de Esporles, que cosechó un notable éxito de participación en su décima edición, a la que sorprendió una fina lluvia.

En el paseo principal se situaron los casetas donde se mostraban muchas especialidades de ensaimadas, palos de crema, cuartos, panellets, cremadillos, barquillos, tartas de chocolate, almendra y queso, y los puestos de venta de buñuelos amb forat fritos. Entre las novedades de este año, cabe destacar los turrones de Gin Xoriguer y de sobrasada.

La Fira contó con una numerosa participación por parte de pastelerías de Palma y la Part Forana, además de los puestos de algunas asociaciones locales.

Autoridades

Noticias relacionadas

A las diez de la mañana, el alcalde, Miquel Ensenyat, recibió a las autoridades, encabezadas por la consellera de Educació, Cultura i Universitats, Núria Riera; alcaldes de las localidades vecinas de Estellencs y Valldemossa, además de los representantes de la formación Més, que lucieron camiseta azul contra las prospecciones petrolíferas.