2

El desconcierto cunde entre los propietarios de terrenos de la urbanización de la Font pendientes de saber si el Ajuntament de Pollença se pone o no al frente del proyecto de dotación de servicios que permitiría desbloquear la urbanización en la que actualmente no se pueden dar licencias de nueva construcción.


Aunque algunos propietarios confirmaron inicialmente que los detalles del proyecto encargado por el Ajuntament y que está valorado en 3 millones de euros se harían públicos este sábado en una reunión con los vecinos, lo cierto es que la mayoría de propietarios no están al tanto de ninguna reunión.

La preocupación se extiende teniendo en cuenta que los 3 millones de euros que cuesta el proyecto se pagarán probablemente con contribuciones especiales.
Preguntado por la cuestión el alcalde, Bartomeu Cifre, explicó ayer que se están realizando diversas reuniones a pequeña escala con los representantes legales de propietarios y no se convocará a todos los vecinos hasta tener un acuerdo de mínimos que garantice la viabilidad del proyecto, entre otras cuestiones hasta que haya una solución clara para la cesión de las zonas verdes.

La paralización de licencias en la Font puede pasarle factura al Consistorio y es que la urbanización tiene que desarrollarse por el sistema de cooperación (el Ajuntament se hace cargo del proyecto y después repercute el gasto a los propietarios). El caso tiene similitudes con la urbanización del Vilà en la que el abogado Leopoldo de Miquel reclama una indemnización millonaria para los propietarios por los años de inactividad.