Previous Next
2

La jornada de ayer se convirtió en Vilafranca en un día festivo en el que los payeses del Pla de Mallorca celebraron el fin de la temporada con una jornada de recogida colectiva de cereales.

En el marco de las fiestas de la Beata, se organizó un multitudinario acto con un marcado carácter agrícola. Alrededor de una veintena de máquinas cosechadoras se concentraron en la explanada de el Bar Restaurante Es Cruce. Unas 400 personas tomaron un buen berenar y después las máquinas desfilaron hacia la finca Boscana donde se realizó la jornada de siega de los cultivos.

La mañana transcurrió entre risas e intercambio de experiencias. La fiesta acabó con una gran comida en Es Cruce tras la vistosa recogida de los cereales.

La jornada contó con la presencia del alcalde de Vilafranca, Montserrat Rosselló, y el conseller de Agricultura, Biel Company, quién expresó que si bien la cosecha de este año había sido mala, especialmente para quienes se dedican en exclusiva al cereal, esperaba que fuese mejor la del próximo año y añadió que el día de ayer era para disfrutar y celebrar el fin de la temporada.

Aún así, los agricultores presentes en la jornada festiva corroboraron las palabras de Company al señalar que las lluvias a destiempo perjudicaron la recolecta de los diferentes cereales.

La novedad de este año, fue que el propietario de Es Cruce anunció que invitaría a cenar a todos los payeses que hubiesen acudido con cosechadora.