Pese a las peticiones de protección, el edificio fue derribado. | M.T

4

El solar que ocupaba el antiguo cuartel de carabineros de la Colònia de Sant Jordi, una vez ha sido dividido en dos por el paso de el calle Lluna por en medio, se ha puesto a la venta. Así lo publica el Ministerio del Interior en su página web. Los dos solares tienen un valor de tasación de 548.000. 282.000 y 265.000 respectivamente.

El antiguo cuartel de los carabineros fue demolido definitivamente por el Ajuntament de ses Salines en 2010, tras una paralización de las obras iniciales de derribo por parte del Consell de Mallorca en 2009. El cuartel de carabineros, que fue utilizado posteriormente por los agentes de la Guardia Civil, era un edificio construido en el año 1920 y con un alto valor en la arquitectura tradicional mallorquina. Fue por ello que tanto vecinos como ARCA insistieron en la conservación del emblemático edificio. Se trataba de la última caserna de este tipo que quedaba en Mallorca y se derribo por sorpresa y ante la impotencia de vecinos y asociaciones.

Los dos solares según la normativa del Ajuntament de ses Salines están en zona residencial, dentro de la normativa de zona intensiva baja y tienen una capacidad constructiva de 790 y 745 metros cuadrados respectivamente.

El derrumbe del cuartel se estableció con el convenio firmado hace un par de legislaturas entre el Ajuntament de ses Salines y el Ministerio de Interior. La finalidad del derribo era la de dar continuidad a la calle Sol y dividir el actual solar del cuartel en tres parcelas más pequeñas. Una de éstos sería para el Ajuntament y las otros dos pasarían a manos del Ministerio de Interior, que ahora los tiene en venta.

Los dos solares proceden de una subasta publica que se realizó en 2013 y que quedo desierta. Ahora se admiten ofertas para la adquisición de estos solares.

En la misma web del Ministerio del Interior se publicita la venta de otros cuatro pisos procedentes de la Guardia Civil ubicados en la ciudad de Palma.