Humo del incendio originado en los montes de Andratx que desde el viernes está quemando esa zona de la Tramontana. | Efe

12

El Plan de Actuaciones de Prevención de Incendios Forestales en la Serra de Tramuntana, puesto en marcha por el Govern de las Illes Balears, cuenta con un presupuesto de 2.125.000 euros y tiene un plazo de ejecución previsto de dos años, en los que perseguirá «reducir el riesgo de incendio forestal en los puntos más conflictivos, minimizar las posibilidades de propagación de un fuego y facilitar su extinción».

El conseller de Agricultura, Medio Ambiente y Territorio, Biel Company, ha visitado esta lunes el nuevo depósito de agua para la extinción de incendios forestales que ha construido el Instituto Balear de la Naturaleza (IBANAT) en el municipio de Fornalutx, con una capacidad de 450.000 litros de agua, siendo así el más grande en la Serra de Tramuntana que estará operativo a partir de este lunes.

Según un comunicado emitido por el Govern, el Plan también destinará 250.000 euros a «la construcción de cuatro depósitos más en diferentes puntos de la sierra, cada uno de ellos con una capacidad de al menos 200 toneladas de agua y dotados con un sistema de llenado automático o semi automático para facilitar la carga tanto para medios terrestres como para los helicópteros de extinción».

Además, el Govern ha explicado que se instalarán un total de 200 señales nuevas señales de peligro de incendio forestal en toda la sierra en el marco del Plan de prevención por una inversión de 50.000 euros.

Por otro lado, han asegurado el Plan prevé más actuaciones de prevención de incendios forestales que se llevarán a cabo durante los meses de otoño e invierno en una superficie aproximada de unas 250 hectáreas en toda la Serra de Tramuntana.

111 hectáreas de fajas de seguridad

El Govern ha declarado que se construirán 111 hectáreas de fajas de seguridad en los municipios de Escorca (38 ha), Campanet (21,5 ha), Andratx (17,3 ha), Estellencs (16,2 ha), Selva (9,4 ha) y Lloseta (8,6 ha) con una inversión de 810.000 euros y el objetivo de «limpiar de vegetación franjas anchas de terreno que actuarán como cortafuegos y facilitarán el acceso de los medios de extinción en caso de incendio forestal».

El Plan también prevé el mantenimiento de zonas de defensa con rebaños de equinos en una superficie total de 80 hectáreas, ya que, según el Govern, «el uso de rebaños es especialmente útil para las zonas de más difícil acceso y donde la vegetación predominante es el carrizo».

En este sentido, se calcula que se mantendrán unas 40 hectáreas por año y se actuará en una docena de puntos en toda la sierra de Tramuntana, con una inversión estimada de 100.000 euros.

Se recuperarán «puntos estratégicos» de la Tramuntana

Además, como medidas para reducir el riesgo de propagación de incendios y para facilitar el acceso a los medios terrestres en caso de fuego, el Govern ha afirmado que se recuperarán unas 55 hectáreas de cultivos en diferentes puntos estratégicos de la sierra, con una inversión de 80.000 euros, y se realizará el mantenimiento de 23 kilómetros de caminos de acceso a zonas de alto riesgo de incendio forestal, que representarán una inversión de 470.000 euros.

Finalmente, también se restaurará la torre de vigilancia de la Garrafa, en Andratx, y el IBANAT adquirirá un vehículo de agua ligera con una capacidad de 3.000 litros para poder circular por caminos estrechos y de difícil acceso.