Tras la reforma, en octubre, la plaza cambiará su fisonomía.

5

La emblemática Plaça d'Espanya, popularmente conocida como 'Plaça de les Palmeres', será objeto de una amplia remodelación para dar prioridad a los peatones y embellecer uno de los espacios públicos más grandes del pueblo con una superficie de 5.700 metros cuadrados.

En los últimos años, esta plaza se ha ido convirtiendo en uno de los principales puntos comerciales de la localidad. Con esta remodelación se cambiará la fisonomía de la parte exterior. La parte interior se mantendrá en su estado actual.

La reforma proyectada, que está prevista que empiece después de la Fira del Pebre Bord, a finales de octubre, consistirá en eliminar la línea de aparcamientos que hay en el exterior y se convertirá en una amplia acera. De esta manera, rodeando la plaza, quedará un espacio para peatones de unos cinco metros de ancho. Las aceras estarán al mismo nivel que el pavimento asfáltico y se habilitarán espacios para carga y descarga y también para minusválidos.

En esta zona se aumentará considerablemente la iluminación con la instalación de 21 nuevas farolas. El proyecto también contempla la renovación de las redes de agua potable y alcantarillado y se separarán las aguas pluviales.

Financiación

El proyecto está ahora en la Comissió de Patrimoni del Consell para que los técnicos den luz verde. El presupuesto de la obra es de unos 300.000 euros y será pagada íntegramente por el Consell en dos años.

El Ajuntament, en un principio, también se había planteado la reforma de la parte central de la plaza pero ha quedado descartado de momento porque la gran cantidad de metros cuadrados dispararían el coste del proyecto.

En 2009, una empresa privada catalana presentó un proyecto para construir aparcamientos subterráneos de tres plantas y con una capacidad para 300 vehículos. El proyecto pasó por una serie de trámites y aprobaciones pero desde entonces no se ha vuelto a saber nada más del mismo.

Otra de las intervenciones muy solicitadas por la ciudadanía en los últimos años fue la retirada de la caseta y los depósitos de gasolina que durante muchos años funcionaron en uno de los lados de la plaza y que dejó de funcionar hace años. Hace unos meses se procedió a la retirada de estos elementos.

Historia

La actual fisonomía de la parte central de la plaça data del año 1940 en que fueron arrasados los abrevaderos que había y se dio forma a este espacio con la nueva ornamentación y se sembraron palmeras. En el centro de la plaza está ubicado el monumento a la Inmaculada que fue inaugurado en el 1954. La estatua es del escultor felanitxer , Jaume Mir.

En los últimos tiempos se ha convertido en uno de los puntos de encuentro de los vecinos ya que se concentra gran actividad comercial en ella y en sus alrededores. Ahora mejorará este espacio y se ganará en seguridad viaria.