Está previsto que los recortes propuestos entren en vigor el próximo mes. | Antoni Pol

2

La empresa adjudicataria de la limpieza del Hospital Comarcal d’Inca ganó el concurso público con una rebaja de 400.000 euros sobre el precio de salida. Según explicaron fuentes sindicales a este periódico, el centro hospitalario sacó a concurso la limpieza por 1,2 millones de euros «y la empresa ganadora resultó la que hizo la oferta más económica y que asciende a 800.000 euros».

Por esta razón, la dirección de la empresa ha propuesto una serie de recortes que, según las trabajadoras, provocarán que gran parte de las zonas del hospital solo se limpien una vez a la semana. Para poder iniciar las negociaciones de los recortes con la empresa, ayer las empleadas de la limpieza escogieron a cinco representantes que asistirán a la mesa negociadora. La primera reunión está prevista para el lunes a las 11 horas en Palma.

Por otra parte, EU instó ayer al hospital a garantizar el servicio de limpieza y «a recuperar el servicio si la empresa adjudicataria no cumple con sus obligaciones».