Si se quieren montar castillos hinchables se deberá pagar un extra de 10 euros.

0

El Ajuntament de sa Pobla aprobará durante el pleno de hoy los nuevos precios públicos que ayudarán a establecer las normas de utilización de las instalaciones del parque de Can Cirera Prim. La nueva ordenanza reguladora establece un precio de 40 euros por cada acontecimiento que se celebre en el parque más un plus de 10 euros si se montan artefactos de ocio como los castillos hinchables.

El alcalde de la localidad, Biel Serra, explicó que con la nueva tasa «se controlará el uso y la conservación de las instalaciones de Can Cirera Prim» y desmintió completamente que «el objetivo del Ajuntament sea el de recaudar dinero con este nuevo precio público». De hecho, el Consistorio tiene previsto destinar los ingresos de la nueva tasa a las tareas de mantenimiento y limpieza del parque.

Además de poder utilizar el salón y el resto de instalaciones del parque, los interesados también tendrán acceso a sillas y mesas. Los usuarios tendrán la obligación de dejar las dependencias limpias.