El conflicto surgido en el colegio de la Colònia ha unido a los diferentes políticos. | G. Alonso

49

El pleno del Ajuntament de ses Salines secundó, en la noche de ayer, por unanimidad el contenido de la carta enviada a la Conselleria d'Educació con motivo de los problemas surgidos en el colegio público de la Colònia de Sant Jordi. En la misiva el Consistorio saliner manifiesta al Govern que «cese de manera temporal al director del centro, Fernando Alcántara y a la profesora Esperanza Rigo hasta que la justicia aclare el caso por el cual fueron citados a declarar».

La carta que se terminó de redactar la semana pasada y ya ha sido remitida a la Conselleria también cuenta con el apoyo de la asociación de padres y el claustro de profesores del CEIP Colònia de Sant Jordi. Todos coinciden en reclamar a Educació que se saquen a concurso las nuevas plazas para ocupar el equipo directivo del centro, «y por tanto que no se pueda prorrogar en la dirección Fernando Alcántara». Por último también se solicita a la Conselleria que agilice las investigaciones sobre lo ocurrido por «el bien de los niños y niñas del centro».

La alcaldesa Maria Bonet (PP) y el resto de regidores del pleno municipal que firman la carta recuerdan a la consellera Joana Maria Camps que en julio de 2013 el pleno del Ajuntament ya remitió una carta al Govern advirtiendo de ciertas actitudes del director del centro y que desde entonces no se ha obtenido ninguna respuesta por parte de la Conselleria.

«Nerviosismo, inseguridad y tensión» estas son las palabras que utiliza, en la carta, el Ajuntament para definir la situación que se vive en el colegio público en estos últimos meses.