Previous Next
0

La Asociación Hotelera de Sóller se ha dirigido al Ajuntament mostrando su preocupación por la existencia de un vertedero ilegal, totalmente descontrolado, que está situado en plena zona turística, cerca de la playa d'en Repic por donde pasan diariamente centenares de turistas para practicar el senderismo por la Serra.

Se da la circunstancia que este vertedero está situado en el solar del antiguo hotel Rocamar, recientemente adquirido por el Govern para su derribo. Mientras, parece ser que este derribo se ha vuelto a retrasar, en este caso por motivos técnicos, y que ya no se hará hasta después de la temporada, el vertedero anexo no hace más que crecer con el impacto que esto provoca en la zona.

Al tratarse de un solar público se reclama una «solución inmediata ya que hasta ahora se daba por hecho que se eliminaría el punto negro aprovechando las obras de demolición y restauración paisajística de la parcela. El hecho es que cuando es aún reciente la satisfacción por la concesión a Sóller del premio TripAdvisor de destinos, esta excelencia contrasta con el estado de algunos puntos de la zona turística. Junto al Rocamar de cada día se acumulan más materiales, algunos de ellos considerados peligrosos, como amianto y diferentes tipos de plásticos además de electrodomésticos y escombros de obras presuntamente también ilegales.

Desde el sector hotelero se pide que al menos se adecente «provisionalmente» la zona y se impida el acceso en coche para evitar que, al menos, se sigan acumulando materiales.