Comarcas

El número de usuarios de los refugios de montaña del Consell aumenta un 41,3 % desde el año 2011

La institución insular consigue dejar a cero la deuda de 600.000 euros que acumularon estos albergues durante la pasada legislatura

| | Palma |

Valorar:
preload

13-02-2014

El número de usuarios de los cinco refugios de montaña propiedad del Consell de Mallorca ha crecido un 41,3 por ciento desde el inicio de la presente legislatura. Una mejora sustancial que no se reduce únicamente a la afluencia de excursionistas, sino que se amplía también al plano de la rentabilidad de los albergues. Y es que, según anunció ayer la consellera insular de Medi Ambient, Catalina Soler, durante el pasado ejercicio 2013, se consiguió dejar a cero la deuda de 600.000 euros que arrastraba la red de refugios desde la pasada legislatura.

El achique de este déficit lo atribuye Soler, principalmente, a la unificación de los criterios de compra de productos alimenticios y de uso de los recursos energéticos, así como a la homogeneización de los servicios que prestan los albergues de Can Boi (Deià), Pont Romà (Pollença), Tossals Verds (Escorca), Muleta (Sóller) y Son Amer (Escorca).

Gestión privada

No obstante, uno de los factores que, en mayor medida, han contribuido a finiquitar la deuda acumulada ha sido la decisión, adoptada hace un año, de privatizar la administración de Can Boi y Pont Romà. Un nuevo modelo de gestión que, según Catalina Soler, se hará extensivo al albergue de sa Coma d'en Vidal (Estellencs) una vez abra sus puertas al público.

Volviendo al número de personas que durante 2013 hicieron uso de los cinco albergues del Consell de Mallorca, reseñar que el total se situó en 25.212, frente a los 20.478 registrados en 2012 y a los 17.836 contabilizados en 2011. En cuanto a las preferencias de los excursionistas, los albergues de Son Amer y Can Boi fueron los que durante 2013 -al igual que el año anterior- registraron mayor cantidad de usuarios. Concretamente 6.334 el de Escorca y 5.572 el de Deià. Tras ellos se sitúan Muleta (5.261), Tossals Verds (4.994) y Pont Romà (3.051). Asimismo, Soler destacó la buena aceptación que ha tenido la decisión de abrir los refugios de Can Boi y Muleta durante los meses de verano. Una opción que no descarta se haga extensiva a otros albergues en un futuro.

Por otra parte, en el transcurso de la rueda de prensa que sirvió para hacer balance del ejercicio 2013, la consellera insular de Medi Ambient explicó también que el departamento está ejecutando obra de mejora y rehabilitación en las instalaciones de Can Boi y Tossals Verds.

En virtud del convenio suscrito en su momento entre el Consell y el Ajuntament de Deià, en Can Boi se están invirtiendo 177.648 euros en la ampliación de plazas de aparcamiento y en la construcción de un almacén para guardar herramientas, provisiones y elementos del servicio. En Tossals Verds, se están llevando a cabo unas obras de reforma que supondrán la modificación del comedor, la reubicación de la cocina, además de la creación de nuevas habitaciones, lo que supondrá un considerable incremento en el número de plazas, pasando de las 30 actuales a 42. Estos trabajos cuentan con un presupuesto de 121.400 euros. Mientras que en Deià las obras no afectan al funcionamiento diario del refugio, en el caso del de Escorca, el Consell de Mallorca sí se ha visto obligado a cerrar las instalaciones para poder afrontar los trabajos. Soler confía en que pueda volver a abrir durante el próximo otoño.

Finalmente, destacar que el 41 por ciento de los usuarios de los refugios son de nacionalidad española, el 36 por ciento, alemana, el seis por ciento de origen francés, el cuatro por ciento, británico, y, el dos por ciento, de nacionalidad danesa. El 11 por ciento restante corresponde a un conglomerado de diferentes países.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.