Torres en el momento justo de la votación. Sobre su cabeza, el escudo oficial de Inca. | Antoni Pol

56

«La bandera de Inca es desde 1986 la cuatribarrada con el perro lebrel en medio. Como alcalde, no puedo votar en contra de nuestra insignia oficial ni renunciar a ella. Por eso votamos a favor de declararla [a la cuatribarrada a secas] símbolo de interés local. Además, hemos hecho algo que la misma ley prevé, por lo que de ningún modo vamos contra la ley», puntualizó ayer el alcalde de Inca, Rafel Torres.

Torres, que es vicepresidente del PP, aseguró también que «al eliminar otro punto que el PSM quería incluir en la moción relativo a las escuelas ya descartamos cualquier contenido político que pudiera existir. Nosotros no hacemos política de todo esto».

Sin embargo, el Ajuntament aprobó textualmente declarar «la senyera de las cuatro barras (incluido el lazo cuatribarrado) símbolo oficial de interés local». A partir de lo que dice el artículo 4 de la ley de Símbolos, esta declaración permitiría a los colegios públicos colgar la senyera o el lazo cuatribarrada (sin perro lebrel) sin el consentimiento previo del Govern, aunque el PP asegure ahora lo contrario.

Otros alcaldes

Noticias relacionadas

Este periódico se puso ayer en contacto con otros alcaldes de distintos partidos para saber si también prevén acogerse al artículo 4 de la ley y, de este modo, liberar los colegios del municipio de pedir autorización para colgar un emblema no oficial en la fachada. Los del PSM, partido promotor de la iniciativa, por supuesto que lo harán. Los demás, incluidos aquellos del PP, dijeron que todavía no lo saben alegando que desconocen tanto la ley como el artilugio jurídico. Sin embargo, los del PI y la izquierda parece que tienen ganas de hacerlo.