Comarcas

Las bases del Puig Major y del Port de Pollença celebran la fiesta de la Virgen de Loreto

A los actos en honor a la Patrona del Ejército del Aire asistió una amplia representación de la sociedad civil

| Escorca-Pollença |

Valorar:
preload
Autoridades civiles en las celebraciones de Pollença. A la derecha, discurso del jefe de la base del Puig Major.

Autoridades civiles en las celebraciones de Pollença. A la derecha, discurso del jefe de la base del Puig Major.

10-12-2013 | Antoni Pol
Mare de Déu de Loreto a la base de PollençaMare de Déu de Loreto a la base de Pollença

La base de hidroaviones del Port de Pollença y el acuartelamiento del Puig Major del Escuadrón de Vigilancia Aérea (EVA) 7 (Escorca) celebraron ayer la festividad de la Virgen de Loreto, patrona del Ejército del Aire.

En la base del Port de Pollença, los festejos se iniciaron con la celebración de una misa en la capilla. Al acabar, el coronel pasó revista e impuso las condecoraciones de este año. Se distinguió al sargento primero Santos González con la Encomienda de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo y una mención honorífica y al brigada José Luis Blanes y a los cabos primeros Servando Valdés y Benito Valle con la Cruz del Mérito Aeronáutico con Distintivo Blanco.

Seguidamente, el jefe de la Unidad pronunció una breve alocución en la que destacó «el valor de los recursos humanos» para las fuerzas militares y se procedió a la interpretación el himno del Ejército del Aire. Luego, y con la colaboración de los alcaldes de Pollença y Alcúdia, Bartomeu Cifre y Coloma Terrassa, se hizo una ofrenda a los caídos. Un vino español puso fin a las celebraciones, a las que además del personal militar asistieron los familiares y el personal civil.

Puig Major

En el Puig Major, el Escuadrón de Vigilancia Aérea número 7 también celebró ayer la festividad de la Virgen de Loreto. El acto estuvo presidido por el jefe de la EVA-7, Comandante Ramón Balastegui y contó con la asistencia de numerosos invitados, así como de una representación de los municipios de la comarca, entre ellos los alcaldes de Sóller, Carlos Simarro; Fornalutx, Joan Albertí y Escorca, Toni Solivellas.

Tras la misa, oficiada por el padre Ramiro Merino se celebró en el patio de armas el tradicional homenaje a los caídos, con salva de honor, así como la entrega de diplomas y condecoraciones. Los asistentes disfrutaron al final de un vino español.

Más información en pág. 27

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.