También está previsto iluminar los accesos de urbanizaciones como la de sa Torre. | ALEJANDRO SEPULVEDA

3

Durante la semana pasada se ha realizado la instalación del alumbrado de los accesos a las urbanizaciones de Puig de Ros, Maioris y Les Palmeres, ubicadas en el municipio de Llucmajor.

Desde la Direcció Insular de Carreteres del Consell de Mallorca han informado que estas tareas se han realizado a lo largo de la carretera Ma-6014 y que el objetivo de dotación de alumbrado en la zona es el de mejorar la seguridad de los accesos a estas urbanizaciones.

El presupuesto es de 105.000 euros y corre a cargo de la empresa concesionaria que se encarga del mantenimiento de las carreteras de esta área.

El Consell ha comunicado que durante este año está previsto iluminar también los accesos de Badia Gran-Badia Blava y sa Torre.

Durante el tiempo que han durado las obras ha sido necesario desviar el tráfico por dentro de las urbanizaciones.