En el pleno ordinario todos los ediles, excepto el PP, lucieron la camiseta verde .

3

El alcalde, Rafel Fernández (PSOE), ha ofrecido a los grupos de la oposición (PSM-Entesa y Es Grup) entrar a formar parte del equipo de gobierno, dejando de esta manera al PP solo en la oposición. La proposición se hizo pública este pasado jueves en el transcurso del pleno ordinario, en el momento en que se debatió una proposición conjunta de estos grupos en apoyo a la comunidad educativa y docentes.

El pacto actual de gobierno (PSOE-UCAP), cuenta con 9 regidores de los 17 que integran el consistorio. Capdepera vive su legislatura más convulsa. Tras entrar a gobernar, por sorpresa, el PP, al no haber acuerdo y ser el grupo más votado, tuvo lugar una moción de censura, por parte del PSOE y UCAP. Fernández accedió a la Alcaldía tras la renuncia de Bartomeu Alzina. El pacto repartía la alcaldía entre ambos partidos pero hace unos meses, desde UCAP y tras la dimisión de su líder, Gabriel Torres, se comunicó públicamente su renuncia a tomar el relevo a a Alcaldía.

A partir de este momento se han sucedido diferentes críticas de la oposición a «la gestión del pacto» e incluso algunos rumores apuntaban a una crisis interna. Aspecto que el alcalde negó. «Hemos ofrecido a estos dos partidos a entrar en el equipo de gobierno porque creemos que pueden ofrecer una cohesión y credibilidad. En estos momentos consideramos que reforzar el equipo de gobierno es tener más apoyo de todo el pueblo. Somos progresistas y juntos podemos mejorar la gestión».

El Ajuntament dio su apoyo a los docentes con la moción presentada por PSOE-UCAP, PSM y es Grup. Todos los regidores, excepto el PP, vistieron la camiseta verde y también hubo apoyo popular entre el público.

Desde Es Grup, Mateu Melis mostró su disposición con dos condiciones «según disponibilidad y sin una remuneración económica». En principio Es Grup (con un edil) si que aceptaría. Desde el PSM (con dos ediles), Pere Fuster, remitió la decisión a «una reunión que el próximo sábado» aunque adelantó que «de momento no hay buena predisposición».