Andreu Caballero y Antoni Alorda, en una zona verde de Inca que se usa como parking. | Antoni Pol

1

La Comissió de Medi Ambient de Balears, organismo adscrito al Govern, ha rechazado otra vez el plan del Ajuntament para embellecer la fachada sur de Inca, es decir, los accesos a la ciudad desde la autopista que une Palma con sa Pobla.
Toda la franja que queda entre la autopista y la carretera vieja, la cara sur de Inca, fue declarada en 2004 Área de Reconversión Territorial. Ello obligaba al Consistorio a diseñar una normativa urbanística específica para esa franja, dirigida a embellecerla y a poner límites a determinadas tipologías de construcción.


En mayo de este año, el Ajuntament tramitó una nueva propuesta de plan parcial y la envió a la Comissió de Medi Ambient para que, en caso de proceder, le otorgara el visto bueno. La Comissió, sin embargo, tomó la decisión de «no emitir informe [...] hasta que se enmienden las deficiencias» señaladas, entre las que destacan discrepancias en la zonificación del lugar objeto de la Área de Reconversión Territorial y en la recogida de aguas pluviales del torrente de Cantabou. El documento de la Comissió dicen textualmente que el plan «no resuelve ninguno de los objetivos fijados en el Plan Territorial de Mallorca».

«Ineptitud»

Més per Inca denunció ayer que «la ineptitud del Ajuntament», en palabras del diputado Antoni Alorda, que observó que «la dureza de la Comissió de Medi Ambient no es habitual». Andreu Caballero, regidor de Més en el Ajuntament d’Inca, añadió que «estamos perdiendo una oportunidad para mejorar Inca. Este equipo de gobierno únicamente se mueve por sus intereses, pero no por el interés general. Un ejemplo de ello lo tenemos en la privatización del suministro de agua potable, que se está tramitando en pleno agosto mientras que con el Área de Reconversión Territorial de la fachada de Inca llevan años intentándolo y sin éxito».


Cabe recordar que el Plan Territorial de Mallorca preveía tres Áreas de Reconversión Territorial relativas a fachadas de ciudades: una en Palma, una en Manacor y otra en Inca.