0

Kalidou Amadou, amigo del joven senegalés fallecido Alpha Pam afectado por tuberculosis, relató ayer al juez cómo transcurrió la visita que ambos hicieron en abril al hospital de Inca. Amadou aseguró que una vez allí les hicieron firmar un compromiso de pago.

«Agradezco al juez que me haya llamado a declarar. He dicho toda la verdad, no pretendo ocultar nada. Esperamos que se investigue el caso. Me parece vergonzoso que alguien muera de tuberculosis en pleno siglo XXI en Europa», manifestó el compañero de Alpha Pam después de prestar declaración, en calidad de testigo y durante una hora, ante el titular del juzgado de instrucción número 2 de Inca. Amadou prefirió no revelar más detalles de su comparecencia.

Procedimiento

Es la primera vez –que haya transcendido públicamente– que la Justicia llama a alguien a declarar en relación al ‘caso Alpha Pam’. Ello demuestra que se ha abierto una investigación judicial para esclarecer si existen responsabilidades penales.

Sin embargo, todavía quedan algunos detalles procedimentales pendientes de resolver. Se sabe que la coalición Més fue quién primero denunció el fallecimiento del joven senegalés, pero no se querelló, sino que se limitó a informar de lo sucedido. Poco después, varias entidades registraron en los juzgados de Palma una querella formal contra la cúpula del IB-Salut.

Próximamente –parece– el juez agrupará en una única causa judicial la investigación abierta en Inca y la querella registrada en Palma. Quién llamó a Amadou a testificar fue el juez de Inca. Cabe deducir, pues, que el de Palma se inhibirá.

Por otra parte, Més informó ayer de que se personará como acusación popular junto a las otras entidades querelladas.