0

El diputado de Més, Antoni Alorda y el portavoz de PSM-Entesa en el Ajuntament de Capdepera, Pere Fuster, pidieron ayer la máxima protección para el humedal del Torrent de Canyamel.

Este espacio, de unos 200 metros cuadrados y que se encuentra a la orilla norte del torrente, obtuvo la protección en el borrador del Plan Hidrológico de Balears de 2011 elaborado por la Conselleria de Medi Ambient, dirigida en aquellos momentos por Gabriel Vicens.

Los nacionalistas defendieron que «se trata de un lugar maravilloso que atrae a miles de visitantes y que cuenta con una gran diversidad de especies animales y vegetales».

Según explicaron, en la versión definitiva del Plan Hidrológico aprobado por el actual Govern han sido eliminados todos los humedales potenciales de todas las zonas húmedas de Balears, «privando a estas zonas de la máxima protección».

En el mes de julio, el pleno aprobó, a instancias del PSM-Entesa, una moción en la que se requería al Govern que respetara lo que se reflejaba en el borrador del Plan Hidrológico y se diera a esta zona la máxima protección.

Así los nacionalistas piden al equipo de gobierno que haga llegar la moción aprobada al Consejo nacional del Agua y exijan a este organismo y al Govern que «respeten la voluntad del pueblo».