Carlos Delgado, siendo alcalde de Calvià, pasa revista junto al coronel jefe de la Guardia Civil en Balears, Basilio Sánchez Rufo. g Foto: JAUME MOREY

17

Las principales asociaciones de la Guardia Civil emitieron ayer una contundente nota de prensa en la que condenan las «graves acusaciones» vertidas el miércoles por el ex alcalde de Calvià, vicepresidente del PP balear y actual conseller de Turisme i Esports del Govern, Carlos Delgado, contra los firmantes del informe elaborado por la Unidad de Policía Judicial, en el que se pide que se le deduzca «testimonio/imputación» por su presunta implicación en la adjudicación del contrato de producción, redacción, realización y programación de Radio Calvià, correspondiente al ejercicio 2004. Cabe recordar que Delgado descalificó el trabajo realizado por el Comandante Jefe Interino de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial, un cabo y un agente de la Benemérita, diciendo que el informe que pide su encausamiento «es propio de Torrente», en alusión al personaje de ficción creado por el actor Santiago Segura.

La nota rubricada por la Asociación de Suboficiales de la Guardia Civil (ASESGC), la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) y la Unión de Oficiales (UO) del mismo cuerpo benemérito, asegura que Carlos Delgado «ha pasado de ser un persona apreciada por la inmensa mayoría de miembros del Cuerpo mientras estuvo al frente de la Alcaldía de Calvià, en la que la colaboración fue total y desinteresada, a una persona resentida, que más bien se defiende atacando sin sentido, parece que temiese lo que le va a caer encima», advierte la misiva.

Las asociaciones de la Guardia Civil agregan en su nota que «se puede discrepar del contenido del informe policial, pero lo que está totalmente fuera de lugar es aprovecharse de un cargo público como Conseller de Turisme para desacreditar y desprestigiar a otro Organismo también Público como es la Guardia Civil».

Noticias relacionadas

En cuanto al informe en cuestión, las asociaciones beneméritas no entran a valorar el contenido del mismo, aunque sí se muestran convencidas de que «habrá sido confeccionado con el máximo rigor». En este sentido, recuerdan que algunos de los autores del informe «llevan más de 20 años de experiencia en la Policía Judicial y que siempre se ha actuado de forma totalmente independiente, sea cual sea el partido político que se ha visto implicado. Es la Autoridad judicial quien tiene que valorar el informe, y poner algún reparo si los hay, y no el propio implicado», agregan. Los colectivos firmantes invitan a Carlos Delgado a que «recapacite y rectifique las graves acusaciones que ha hecho», al tiempo que le aconsejan que «no se puede ir por ahí ‘a Dios rogando y con el mazo dando’».

Finalmente, las asociaciones beneméritas dicen echar en falta un comunicado oficial de la propia Dirección General de la Guardia Civil en la que se defendiese de tales acusaciones, «y no tener que ser nosotros como asociaciones los que demos la cara», concluyen.

Por otra parte, la delegada del Gobierno en Balears, Teresa Palmer, reiteró ayer su confianza en la labor de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y manifestó su máximo respeto a los procedimientos judiciales.