Imagen de archivo de las verbenas de Biniali, que se celebran con motivo de Sant Cristòfol. | Redacción Brisas

19

Las aglomeraciones de gente, el botellón y el vandalismo han acabado con las tradicionales verbenas de Biniali, o al menos con las de este año. El Ajuntament de Sencelles, el municipio al que está adscrito el caserío, anunció ayer la suspensión de las verbenas de fin de semana de este verano con el fin de evitar posibles desgracias.

«La gran concentración de gente en un lugar tan pequeño provocaba para su seguridad y las de los vecinos inasumibles para este Ajuntament. Ello, sumado al vandalismo y a la suciedad, más la presencia indeseada de menores consumiendo alcohol sin control alguno, han hecho [...] que el Ajuntament haya tomado la decisión», informó el Consistorio, que dice haberla consensuado con los vecinos.

En su lugar se han programado otros actos «más acordes con el modelo de fiestas» que se pretende. Igualmente, la policía hará controles en los accesos para evitar posibles «concentraciones no autorizadas».