El depósito que suministra el agua potable de la ciudad presenta falta de mantenimiento. | Guillem Mas

6

Contra todo pronóstico, el Ajuntament de Manacor ha decidido municipalizar el servicio de agua potable en la ciudad «harto» de las disputas con la empresa concesionaria Aguas Manacor SA.

Se prevé que el próximo jueves 20 de junio se celebre un pleno extraordinario, en el que se dará cuenta de la extinción del contrato con la concesionaria tras 25 años de servicio y dos más de prórroga. Además, la nueva gestión pública del agua se llevará a cabo desde la empresa municipal Societat Anònima de Manacor (SAM). Ésta tendrá que modificar sus estatutos para incluir este servicio.

Temporalidad

Desde el Consistorio se pretende subrogar parte del personal de la concesionaria, con el objetivo que formen parte de la plantilla que se dedicará al mantenimiento de la red y de toda la infraestructura en cuestión.

Así lo ha anunciado el regidor de Medi Ambient, Bernat Amer, quien ha matizado que la municipalización del servicio será, de momento, «temporal» hasta que durante este tiempo «podamos realizar todos los estudios necesarios para determinar el estado real de toda la red, depósitos, contadores y resto de infraestructuras; ante la falta de colaboración mostrada por la empresa concesionaria en todo momento y ante la evidente falta de mantenimiento».

Así, no se descarta que en un futuro el Ajuntament promueva una nueva concesión.

Por otra parte, la vía judicial entre el Consistorio y Aguas Manacor continua su curso. La empresa reclama unos 8 millones al Ajuntament por diferentes cuestiones y éste se niega al considerar incumplido el contrato.