El GOB reclama al Ajuntament de Manacor que «paralice y desclasifique una nueva urbanización en el litoral de su municipio que podría arrasar más de 10 hectáreas (10 campos de fútbol) de terreno virgen».

En la nueva construcción, según señalan los ecologistas, «se pretende edificar a sólo 30 metros del mar, sobre la cala de s’Estany d’en Mas». «La urbanización prevista tendría 77 chalés y se construiría por la empresa Tuinar Plots & Houses SL», señalan los ecologistas.

«Se trata del último gran espacio verde entre s’Estany d’en Mas y Cala Anguila, enclavado en medio de una zona que ha sido intensamente edificada», indica el portavoz del GOB, Jaume Adrover. Quien recuerda que «el Ajuntament de Manacor sigue apostando por urbanizar su litoral para contentar a ciertos promotores inmobiliarios que especulan descaradamente con el territorio. El equipo de gobierno municipal ha cambiado el uso hotelero de este espacio por otro de residencial de acuerdo con los promotores». Adrover señala que se trata de «un caso más de urbanismo a la carta. Todo ello a costa de sacrificar territorio, sostenibilidad, paisaje y bienestar social».

Vuelta a Mallorca

Hay que señalar que esta urbanización se quiere construir junto al núcleo fantasma de Terrapolis, una urbanización de 11 hectáreas con más de 200 viviendas inacabadas. La denuncia de los ecologistas se produjo coincidiendo con el paso de los artistas del Circ Bover, Guillem d’Estroy y Marc Filigrana, quienes realizan un recorrido de 400 kilómetros por la costa de la Isla en monociclo, con el objetivo de «sensibilizar sobre el impacto territorial y medioambiental que padece la Isla».