5

Representantes de vecinos de Costa de la Calma se han reunido con la teniente de alcalde de Urbanismo del Ajuntament de Calvià, Eugenia Frau (PP), y los propietarios de los terrenos donde se ubican unas pistas de tenis que el Consistorio está actualmente en proceso de recalificar. También asistió, además de técnicos municipales de Urbanismo, el concejal socialista en la oposición, Juan Recasens.

La parcela afectada, de aproximadamente una hectárea de superficie, esta definida en el vigente Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) como Espacios Libres Privados. La modificación puntual del PGOU, ya aprobada en fase inicial por la Corporación Municipal, contempla una nueva calificación como Equipamiento Privado, lo que permitiría usos comerciales en este emplazamiento residencial, motivo fundamental del rechazo de los vecinos.

Los propietarios afirman que con el cambio de uso urbanístico, incluyendo el asistencial, pretenden construir un «complejo de viviendas tuteladas de alto nivel» descartando la utilización del uso comercial.

Este proyecto cuenta con el apoyo del equipo de gobierno ya que ayuda a la creación de empleo y a romper la estacionalidad.

Convenio

A tal efecto, la teniente de alcalde de Urbanismo, propuso suscribir un convenio entre los propietarios, Ajuntament y vecinos mediante el cual únicamente se edificarían las citadas viviendas tuteladas.

La iniciativa de Frau ha provocado el rechazo frontal por parte de los vecinos ya que produce, según han manifestado, una «total falta de seguridad jurídica».

Los vecinos, constituidos en una plataforma cívica, exigen que sea el propio Ordenamiento Urbanístico el que delimite que solo puedan constuirse viviendas tuteladas y no mediante un convenio privado entre las partes afectadas tal como propone Frau.

Cabe recordar que, ante las protestas de vecinos por la citada recalificación, el alcalde de Calvià, Manuel Onieva, (PP), manifestó durante la celebración del último Pleno del Consistorio que si no hay consenso entre las partes afectadas, el Ajuntament convocará un referéndum entre todos los vecinos de Costa de la Calma para definir el futuro urbanístico de estos terrenos.