39

Més ha calificado de «impropias del presidente» que el jefe autonómico y del PP balear, José Ramón Bauzá, haya pedido «castigos ejemplares» por la agresión que el secretario general de Nuevas Generaciones del PP de Sineu, Marc Álvarez, denunció haber sufrido por parte del cantante Josep Valtònyc.

La coalición ha indicado en un comunicado que «ante la crispación social y política se debe aportar cordura y responsabilidad» y no utilizar políticamente este tipo de incidentes.

«Ante la crispación social y política, el jefe del ejecutivo debe aportar sensatez y responsabilidad, todo lo contrario de lo que ha hecho Bauzá», ha afirmado la diputada econacionalista Fina Santiago. En este sentido, la coalición ha apuntado a un intento de «instrumentalizar políticamente los hechos» ocurridos la madrugada del sábado, y que concluyeron con la interposición de una denuncia ante la Guardia Civil por parte de Álvarez y la libertad con cargos y la imputación de un delito de «violencia ideológica» para Valtònyc.

En opinión de los econacionalistas, «las diferencias deben resolverse pacíficamente y por la vía del diálogo y el intercambio de ideas», por lo que «la actuación de los responsables políticos debe contribuir a resolver los conflictos en este sentido».

Endavant y Alerta Solidària expresan su apoyo a Valtònyc

Noticias relacionadas

Las organizaciones de izquierda independentista Endavant OSAN en Mallorca y Alerta Solidària han expresado su «total apoyo» al cantante Josep Valtònyc.

En un comunicado, ambos movimientos políticos se han mostrado seguros de que Valtònic, asociado también a grupos de izquierda independentista, «actuó en todo momento de forma correcta y consecuente», ya que «en varias ocasiones ya ha dado suficientes muestras de coherencia y responsabilidad».

Además, consideran que el «joven cantante comprometido» está siendo objeto, una vez más, de un brutal linchamiento», al verse «inmerso en una vorágine judicial, política, mediática y policial desproporcionada».

Según las organizaciones políticas el incidente solo fue «un rifirrafe en un ambiente festivo» y «se ha convertido en una cuestión política, policial y mediática de primer nivel», por lo que consideran que «lo que molesta a los poderes fácticos no es la discusión (...) sino el compromiso político que expresa musicalmente el joven», lo que tiene el objetivo de «hacerlo callar».

Según han explicado Endavant y Alerta Solidaria, Álvarez provocó la discusión con Valtònyc al decir que «deberían haber dejado más republicanos en las cunetas», lo que provocó la reacción del cantante de rap.