12

Los policías locales de los consejos de coordinación del sudeste y norte de Mallorca han retirado de las calles 76 animales abandonados, dentro de una campaña de control de animales de compañía y potencialmente peligrosos.

Esta iniciativa, según ha informado la Dirección General de Interior, Emergencias y Justicia en un comunicado, se ha desarrollado en los nueve municipios que forman parte del consejo del sudeste -Manacor, Sant Llorenç, Artà, Capdepera, Son Servera, Felanitx, Campos, Santanyí y Ses Salines- y en los cinco del consejo del norte -Pollença, Alcúdia, Santa Margalida, Sa Pobla y Muro-.

La campaña se inició hace unos días en estos 14 municipios con el objetivo de vigilar que en la vía pública y espacios públicos los perros, y especialmente el animales potencialmente peligrosos, lleven microchip, usen correas y bozales, y no dejen excrementos en la vía pública.

Así, se han retirado 76 animales abandonados. De éstos, 33 se han encontrado en los municipios del sudeste, y 43 (23 canes y 20 gatos) en los del norte. Además, se han controlado a 332 animales, 259 de ellos en las localidades del sudeste, y 73 en las del norte. Asimismo, se han interpuesto 64 denuncias.

Concretamente, los policías del sudeste han retirado 33 perros abandonados y han controlado 259, entre los cuales había 34 potencialmente peligrosos. Estas actuaciones han finalizado con un total de 32 expedientes (un 12,35%), diez referidos a perros peligrosos, y 22 al resto.

En el caso de los perros peligrosos, cinco denuncias han sido porque iban solos, sin bozal y correa, y otros cinco porque no tenían licencia. Además, en relación al resto de animales, cinco denuncias se interpusieron por abandono de excrementos, 11 por falta del microchip, y seis por falta de correa o bozal.

Por otro lado, los policías del norte han controlado 73 animales, cuatro de ellos perros potencialmente peligrosos, que han dado como resultado la apertura de 32 expedientes a sus propietarios. De éstos 20 han sido por no llevar correa; tres por perros peligrosos; cuatro por no llevar chip; seis por abandono de excrementos; dos perros peligrosos por no llevar bozal; y cuatro denuncias a caballos por el abandono de excrementos en la vía pública.

Esta campaña forma parte de las preventivas de invierno que están llevando a cabo los policías de estos consejos de coordinación. Durante el mes de marzo, los agentes han realizado también campañas de control de vehículos abandonados; controles de los sistemas de retención infantil, y controles en zonas rurales y urbanizaciones de veraneo.

Estas acciones las hacen los miembros de las policías locales adscritos a cada municipio con la coordinación del Instituto de Seguridad Pública de Baleares (Ispib), que depende de la Conselleria de Administraciones Públicas.