Sebastià Sagreras, alcalde de Campos.

42

Sebastià Sagreras se convierte en el tercer alcalde al que el Tribunal Superior de Justicia de Balears (TSJB) ha multado por no cumplir sentencias urbanísticas. Después de Jaume Crespí (por Llucalcari) y de Antoni Pastor (por el puente del Riuet), el actual alcalde de Campos tendrá que pagar 1.500 euros por incumplir los plazos para demoler la urbanización ilegal de ses Covetes.

El tribunal toma la medida después de que el Consistorio incumpliera el plazo que fijó para presentar y adjudicar el proyecto de demolición de los chalés. La Sala de Contencioso había señalado el 15 de enero como fecha límite. Cuando no lo tuvo entonces concedió otros 20 días más al Ajuntament y, requirió al alcalde para que designara un abogado. El representante de Sagreras argumentó contra la multa que hasta ahora es el primer alcalde de Campos al que se requiere el derribo, cuando la sentencia es de 2008. La Sala recuerda que desde que tomó posesión en julio de 2011 no hizo nada hasta que le fue requerido: «El comportamiento del señor Sagreras se resume en no hacer nada y callárselo».

También alegaba el alcalde que estaba a la espera de una modificación del proyecto, que se comprometía a informar sistemáticamente de cada reunión a la Sala y que para él era «una prioridad» cumplir los plazos.

El TSJB replica: «Ni Sagreras ni el Ajuntament han informado a la Sala de nada de lo que menciona. La realidad desmiente la alegación de que para él sea una prioridad».

Así, ayer notificó dos multas al alcalde: una de 500 euros por saltarse el plazo del 15 de enero y otra de 1.000 por incumplir el de febrero, más alta esta última por «la persistencia» del comportamiento. Lo más inquietante para Sagreras es que le da un nuevo plazo, en este caso el 4 de marzo. Si lo incumple, el auto deja dos opciones: una nueva multa o bien deducir testimonio a Sagreras para que un juzgado de Instrucción le abra una causa penal.