4

La Conselleria d’Agricultura, Medi Ambient i Territori del Govern de les Illes Balears, planea construir un helipuerto con una superficie de 1.134,11 metros cuadrados en la finca pública de Son Real con el objetivo de que sea la base de operaciones de defensa contra los incendios forestales del Nord de Mallorca.

El Govern ha remitido el proyecto al Ajuntament de Santa Margalida para que informe sobre el mismo y el alcalde, Miquel Cifre, que ha mostrado su preocupación por su impacto sobre la flora, la fauna y el patrimonio medioambiental, trasladará el documento al resto de fuerzas políticas el próximo lunes durante el pleno «para que todos puedan opinar al respecto», dijo.

Cien operaciones

Medi Ambient calcula que el helipuerto servirá de base para un centenar de operaciones al año que se concentrarán entre los meses de mayo y octubre en que hay una mayor probabilidad de incendios forestales.

El área de aproximación final y despegue del aeropuerto tendrá unas dimensiones de 20 metros de diámetro de hormigón con un área de seguridad de 3,5 metros. Se contempla además la instalación de un depósito de combustible de 20.000 litros con una cubeta de retención y una zona de carga y descarga que ocuparán 84,90 y 55.86 metros cuadrados respectivamente. El proyecto prevé también una caseta para el servicio de salvamento y extinción de incendios de 6 metros cuadrados de superficie.

El documento ambiental del helipuerto que Medi Ambient ha remitido al Ajuntament reconoce que la infraestructura, que se ubicará en la zona conocida como el Figueral, reconoce el impacto que generará el helipuerto sobre la flora y la fauna local pero lo considera como «moderado, temporal, reversible y recuperable».

«El análisis de las actuaciones propuestas confirma que se trata de un proyecto de reducidas dimensiones localizado dentro de una zona dedicada a la agricultura», concluye el documento técnico.