4

Después de tres años de aplicar políticas de contención del gasto, el Ajuntament d’Inca apuesta ahora por lanzar un proyecto pionero en Balears y crea una linea de ayudas de 60.000 euros que se contempla en el presupuesto municipal del año 2013 con el único objetivo de fomentar la ocupación y ayudar a los emprendedores a montar una empresa o a los pequeños empresarios a contratar trabajadores en situación de paro. Con esta iniciativa se prevé que 75 personas de la ciudad dejen de estar desocupadas.

El alcalde de la ciudad, Rafel Torres, informó ayer de la nueva medida y explicó que «el Ajuntament se acogerá al plan estatal que bonifica la cuota de autónomos y se hará cargo de los 50 euros que ahora deben hacer frente los jóvenes emprendedores, por lo que por los hombres menores de 30 años y las mujeres de menos de 35 que quieran montar una empresa en Inca no tendrán que pagar nada de autónoma durante seis meses».

Por lo que se refiere a las pequeñas empresas que no tengan unos ingresos anuales superiores a los 500.000 euros y menos de cinco empleados y quieran contratar a una nuevo trabajador recibirán la bonificación del 50 por ciento de la Seguridad Social durante seis meses con un máximo de 1.200 euros.

El alcalde Torres, que presentó el proyecto acompañado por el primer teniente de alcalde, Felip Jerez; la regidora de Formación, Maria Payeras, y el técnico del área de formación, Fermín Gallego, dijo ayer que «si el proyecto tiene una efectividad del 100 por cien durante este año, el regidor de Hacienda, Antonio Aguilar, ya tiene órdenes de ampliar la partida para este fin de cara a los presupuestos del 2014».

El Ajuntament d’Inca ha puesto en marcha esta linea de ayudar con el objetivo de abonar las bonificaciones de manera inmediata «para evitar que los empresarios tengan que avanzar dinero», acabó Torres.