Previous Next
5

Tras cinco meses de ausencia en los plenos, los tres regidores del PP de Manacor -Antoni Sureda, Llorenç Bosch y Antoni Servera- volvieron a hacer acto de presencia y lo hicieron manteniendo su grupo municipal y con Sureda como portavoz. Paralelamente, el alcalde Antoni Pastor y sus siete regidores oficializaron la constitución de Coalició per Manacor.

De este modo, se restableció la normalidad después que, el pasado 14 de enero, el PP informara al secretario municipal de la expulsión definitiva del partido de los siete regidores que apoyan a Pastor, así como la petición de recuperar su grupo.

Además, Miquel Perelló, nuevo edil de Coalició per Manacor tras desvincularse de la disciplina del PP, tomó posesión de su cargo tras la dimisión de Cristina Matamalas. Perelló gestionará las delegaciones de Agricultura, Comercio, Industria y Deportes.

Críticas

Los populares se estrenaron votando en contra de los Presupuestos para 2013, con la oposición, junto con PSOE y PSM-IV-Entesa mientras que Esquerra se abstuvo. La regidora de Hacienda, Sebastiana Sureda, y el alcalde Antoni Pastor volvieron a defender las cuentas municipales que ascienden a casi 36 millones que calificaron de «realistas y que continúan apostando por los criterios de austeridad».

La socialista Amanda Fernández lamentó que «no se haya aceptado ninguna alegación como la de destinar una partida a la reactivación económica». Criticó también que «con la crisis que hay se mantengan a cuatro puestos de confianza algunos de ellos discutibles».

El PSM de Sebastià Gaià también censuró los presupuestos «por ser continuistas y no aportar nada nuevo ni tan solo la aceptación de las alegaciones».

Desde el PP, Antoni Sureda explicó: «Votamos en contra porque no hemos participado en su elaboración y porque las heridas todavía son recientes».

El regidor de Esquerra, Joan Llodrà, se abstuvo por «desánimo por la gestión diaria ya que tenemos los expedientes de demolición de infracciones urbanísticas, no se hacen cumplir las ordenanzas ni en un año se ha reunido la prometida comisión para tratar el cambio de nombre de las calles franquistas».

Los Presupuestos se aprobaron definitivamente con el apoyo del pacto CpM-AIPC-ALM.