Previous Next
6

La situación del equipo de gobierno de Artà ha dado un giro copernicano. El tripartito (UIA, CxI y IV) se ha roto y ahora el pacto se ha quedado en minoría. El alcalde, Jaume Alzamora (Independents), destituyó ayer a primera hora de la mañana al primer teniente de alcalde y único edil de Iniciativa Verds, Guillem Caldentey. El motivo de esta decisión: «La deslealtad mostrada en el pleno ordinario de los presupuestos», celebrado el martes.

Caldentey, en el transcurso dela sesión plenaria, criticó la política urbanística del alcalde y le acusó de «incumplir sus obligaciones». Puso de manifiesto su disconformidad con «una voluntad política de no tramitar ni los expedientes de caducidad ni los de disciplina urbanística», citando dos casos concretos.

Alzamora manifestó que «no es la primera vez que realiza un ataque personal al alcalde por desavenencias en la forma de gestionar el Ajuntament. Por ello hemos decidido romper con el pacto de gobierno que se firmó en junio de 2011».

El alcalde defendió que «la crítica se hace por motivos que no se ajustan a la realidad. La disciplina urbanística ha avanzado mucho y se ha mejorado de forma importante».

La expulsión de Caldentey ha sido una decisión de los Independents que hace peligrar el cambio de Alcaldía para Convergència per les Illes (CxI) pactado para mayo de 2014.

El portavoz de CxI, Bartomeu Gili, explicaba a este periódico que «la decisión ha sido del alcalde. Nosotros respetamos las dos posturas y hemos sido informado desde el primer momento pero no hemos participado en esta decisión y nos reservamos nuestra opinión».

Gili también quiso dejar muy claro que «las relaciones con UIA son buenas y seguiremos en el gobierno dando estabilidad durante unos meses. Después buscaremos apoyo entre la oposición para conseguir el voto que nos falta para la Alcaldía y dar una nueva mayoría al equipo de gobierno».