Pere Rotger, Miquel Vidal y Rafel Torres tras la reunión mantenida ayer en la sede del PP. | M. À. Cañellas

20

«Tiene que prevalecer la unidad del partido por encima de las personas», con esta frase del secretario general del Partido Popular, Miquel Vidal, se amortece la división que reina en el PP de Inca capitaneadas por el exalcalde Pere Rotger y el actual primera vara Rafel Torres, y que salió a flote con las imputaciones de ambos dirigentes populares en el caso Over Marketing y en la que sigue como imputado Rotger.

Tras la dimisión de Pere Rotger como presidente del Parlament, este señaló sentirse «traicionado» por Torres. A la vez el alcalde de Inca solicitó a José Ramón Bauzá, una reunión a tres para hablar sobre el tema. Ahora después de varios meses y diferentes enfrentamientos mediante los medios de comunicación, la reunión fue en la mañana de ayer y por espacio de dos horas en la sede del PP balear.

Pere Rotger manifestó que «la reunión ha sido muy positiva, ambos hemos defendido nuestros posicionamientos. La herida sigue existiendo en el tema personal y sólo el tiempo dirá. Pero en relación al partido tenemos muy claro que los más importante es la unidad del partido. Y nos hemos comprometido a trabajar por el partido».

En el mismo sentido Rafel Torres, quien substituyó a Rotger en la Alcaldía de Inca, señala que «la reunión ha sido muy productiva. Vidal nos ha dejado muy claro que nuestra disputas personales tenían que quedar al margen del partido».

Rotger y Torres que salieron del encuentro con la cartilla leída, y la lección bien aprendida también coincidieron en señalar que «somos dos personas de partido, hace años que creemos en este proyecto y ahora lamentamos tirar por los suelos el trabajo de tantos años», dice Rotger.

El alcalde Torres que también es presidente de la Junta local del PP de Inca también tuvo palabras para los militantes de la formación «nosotros dos hemos intentado esclarecer posturas y lo que no queremos es que nuestras disputas afecten a la gente del PP de Inca.

Por su parte Miquel Vidal describió a Rotger y Torres como «dos señores», «el simple hecho que se hayan sentado para hablar ya les honra». Vidal también señaló que «convoque la reunión tras ver la necesidad que tenían ambos de hablar entre ellos y acercar posturas. Y así a sido al cabo de media hora ambos ya coincidían en muchos aspectos». Vidal les pidió que dejarán sus disputas personales al margen.