Previous Next
6

Un cuervo amaestrado, Macario, de 7 meses de edad, sustituirá al mítico Rasputín en el tradicional descenso del campanario con el que se recrea cada domingo después de Sant Antoni el episodio de la cultura cristiana según el cual unos cuervos alimentaron a Sant Antoni y Sant Pau cuando estos estaban a punto de morir de hambre en el desierto. La cita es el domingo 20 de enero a las 16.15 horas.

Desde ayer el polluelo y sus propietarios, Jaime Álvarez, Manuel Pérez y Encarni Pérez, ensayan la representación que se realizará por primera vez en vuelo libre ante la amenaza de multa. El teniente de alcalde de Mancor, Joan Antoni Ripoll, explica que «Atando al cuervo no se puede hacer porque nos dicen que incumple la Ley de Protección Animal».

Rasputín, fallecido en 2012, protagonizaba el descenso desde 1981.