220

La Fundación Círculo Balear ha anunciado este lunes que presentará una denuncia ante la Guardia Civil contra el grupo independentista Arran (Maulets) -organización radical respaldada por los partidos nacionalistas de Baleares-, al haber admitido la autoría de los daños ocasionados al único toro de Osborne de Baleares, situado en Mallorca, monumento catalogado Bien Cultural.

En un comunicado se señala que la Guardia Civil «ya ha actuado, incluso de oficio por hechos similares en la península, existiendo sentencias condenatorias al respecto». Con todo, la FNCB solicita en la denuncia que dicha organización independentista asuma el coste de la restauración del Toro, que se encuentra decapitado.

La Fundación ha recorado que las siluetas del toro, además de ser un atractivo turístico a proteger, forman parte del patrimonio cultural balear. De hecho este monumento cuenta con protección jurídica tal como aprobó en 1994 el Congreso de los Diputados declarándolo herencia cultural y artística del paisaje español.

Tres años después el Tribunal Supremo declaró este símbolo «parte del patrimonio cultural y artístico de los españoles», han apuntado al respecto. Otras comunidades autónomas, además, lo han protegido de forma especial, como la Junta de Andalucía que lo ha catalogado como «bien cultural», o la Comunidad Foral de Navarra que mediante una Ley Foral quiso mantener el toro en su territorio.

Noticias relacionadas

Con todo, el Círculo Balear denuncia que el toro de Osborne mallorquín «sufre constantes agresiones por parte de las minorías radicales catalanistas, en forma de pintadas y desperfectos». Por ello, la entidad exige al Govern balear y al Consell de Mallorca que adopte las medidas de seguridad oportunas para proteger el Patrimonio Cultural de Mallorca.

Para el presidente de la Fundación, Jorge Campos, «las instituciones de gobierno tienen el deber de proteger el patrimonio cultural balear. Hasta ahora no se ha hecho nada en este sentido. El PP calla ante el vandalismo de los catalanistas contra un bien cultural que, además, es un símbolo español de referencia protegido en todo el país, y un importante reclamo turístico», ha criticado.

«Si no se toman medidas de protección y se condenan este tipo de actuaciones se estará animando a dañar cualquier bien cultural: Una iglesia, o un castillo, por ejemplo», ha apostillado.

La FNCB, quien ya restauró el toro el año pasado, insta al Govern autonómico y al Consell de Mallorca a que, además de adoptar medidas seguridad, aumenten la protección del único Toro de Osborne de Baleares declarándolo Patrimonio Histórico Artístico de esta comunidad, con la figura de protección específica, y con la clasificación jurídica de monumento, al igual que se ha hecho en otras comunidades autónomas.

«Protegiendo así una muestra más de la riqueza cultural de Baleares, y un icono turístico de referencia para los que visitan Mallorca», han apostillado.