Imagen del centro de salud de sa Pobla en el que ocurrió el incidente el pasado jueves, minutos antes de las 20.30 horas. | Maria Nadal

64

Giro copernicano en el caso de la regidora de Salud del municipio sa Pobla que, presuntamente, se negó a salir del PAC de la localidad para que los facultativos atendieran una urgencia del 061.

Tras el cruce de acusaciones vertido entre la enfermera del centro y la regidora, la popular Catalina Maria Olmo, Ultima Hora, tiene constancia que la patrulla de agentes de la Guardia Civil del cuartel de sa Pobla que acudieron, tras ser requeridos por el personal sanitario, han interpuesto una denuncia contra la enfermera por falta de respeto a los agentes de la autoridad.

Al parecer y, según consta en la misma, la enfermera se dirigió a los guardias civiles con frases como: «No valéis para nada, fuera de aquí» con una gran falta de respeto para la autoridad que representan en ejercicio de sus funciones.

Acusaciones

Paralelamente, la regidora de Salud en el Ajuntament, Catalina Maria Olmo (PP), cursó en dependencias del cuartel de sa Pobla una denuncia en la que acusa a la enfermera de un presunto delito de negación del auxilio a un bebé. Dicha denuncia fue tramitada por la Benemérita y se envió al juzgado de guardia de Inca, competente en la instrucción del caso.

Al parecer, la enfermera acudió en un primer momento a las dependencias policiales para interponer una denuncia contra la regidora.

Sorprendentemente, cuando los agentes de la Guardi Civil que registraban la misma imprimieron la copia y se la entregaron para que la firmara, la enfermera se negó a firmarla, prefirió olvidarse del tema, se levantó y se marchó sin terminar de cursarla.

Por consiguiente, en sede policial, no consta denuncia alguna contra la regidora.