2

La magistrada del Juzgado de Primera Instancia número 1 de Palma ha condenado al Ajuntament d’Andratx a hacer frente a la deuda contraída con la Fundació Illes Balears, a raíz del convenio suscrito con esta entidad en el año 2007, siendo alcalde del municipio Jaume Porsell (PP).
Posteriormente, con Francesc Femenías (PSOE) como máximo responsable del Consistorio, el mismo Ajuntament se negó a ejecutar el convenio alegando que no existían informes jurídicos ni económicos que avalasen el acuerdo con la Fundació Illes Balears.
Frente a esta postura del gobierno resultante del pacto PSOE–UM–PSM, la fundación presidida por el ex president del Govern Gabriel Cañellas interpuso una demanda civil en la que reclamaba el cumplimiento del compromiso adquirido por el Ajuntament.
Demandas
A raíz de esta denuncia, el tripartito acordó interponer una querella contra Cañellas y los exalcaldes andritxols Eugenio Hidalgo y Jaume Porsell. En febrero de este año, el titular del Juzgado de Instrucción número 7 de Palma archivó el procedimiento penal contra el expresident y los ex alcaldes, alegando que no había indicios de delito en las actuaciones de Cañellas, Hidalgo y Porsell.
Ahora, la Justicia da la razón a la Fundació Illes Balears en una sentencia en la que condena al Ajuntament d’Andratx –otra vez gobernado por el PP– a pagar la deuda del mencionado convenio, más los intereses devengados.
Fuentes del actual equipo de gobierno, señalan que «la actuación temeraria del exalcalde Femenías ha supuesto un gasto al Ajuntament de casi 100.000 euros, el convenio era de 50.616, ya que, aparte de tener que sufragar la deuda contraída, el Consistorio ha tenido que hacer frente a los intereses devengados, más los gastos en concepto de representación legal».