El correbou de Fornalutx se celebró el pasado viernes. | Pere Bota

31

Más de 18.000 personas se han ofrecido para ser «ensogados» en Fornalutx en sustitución del toro que cada año es atado por ambos cuernos y obligado a recorrer las calles del pueblo en la fiesta de «La Baixada des Bou», una tradición que la organización AnimaNaturalis pide que sea abolida.

Esta entidad que lucha por la defensa de los animales ha iniciado la campaña «Quiero ser 'ensogado' en lugar del toro» que en menos de una semana ha recibido el apoyo de más de 18.000 personas que han firmado una carta dirigida al alcalde de Fornalutx, Juan Albertí, en la que se ofrecen voluntarios para sustituir al toro.

El coordinador estatal de la campaña antitaurina de AnimaNaturalis, Guillermo Amengual, ha informado hoy en un comunicado de que está «muy satisfecho por el respaldo unánime de tantas personas» y ha añadido que con su participación «desean evitar que otro toro sea maltratado, acosado y zarandeado en las próximas fiestas de Fornalutx».

Noticias relacionadas

«Este respaldo pone de manifiesto que cada día hay más gente en contra del maltrato animal», ha asegurado Amengual, que ha acusado al alcalde de este municipio de «esconderse tras la palabra tradición para seguir manteniendo un espectáculo primitivo y digno de un pueblo de bárbaros».