Los ‘xeremiers’ acompañaron a los ‘Gegants’ por las calles del pueblo. | G.M.

0

Con el paso de los años, Ariany ha conseguido que su Fira Nocturna sea un auténtico éxito de participantes y de visitantes.
A los pocos minutos de haberse inaugurado por parte de las autoridades, los xeremiers y los Gegants; las calles del pueblo se llenaron de vecinos y visitantes interesados en una amplia oferta de productos.

La calle principal destacaba por su aroma a albahaca y los productos tradicionales y autóctonos, desde artesanía a embutidos y otros alimentos, así como puntos de venta gastronómicos.

Mientras, en la plaza, las actuaciones de ball de bot amenizaban una noche que volvió a ser un éxito dada la multitud que se dio cita.