El vehículo de Salom salió escoltado de Portocolom por un 'jeep' de la Guardia Civil. Fotos: G.V.

11

Un grupo de vecinos recibió con abucheos a las autoridades que tenían que participar en el acto de conmemoración del 90 aniversario de la escuela de hidroaviones civiles de Portocolom. Unos abucheos que luego fueron a más y que provocaron la interrupción de los discursos del alcalde Biel Tauler y de la presidenta del Consell, Maria Salom.

Los concentrados coreaban consignas en contra la ampliación de amarres previstas en el puerto y en contra de las medidas que rebajan el conocimiento del catalán en la administración.

Respeto

Durante su intervención, el alcalde pidió silencio alegando que «no se trata de un acto político, este no es el lugar indicado», comentando más tarde que «lamento los hechos y además que esta gente no ha respetado un acto de homenaje a un piloto catalán y además republicano», en referencia a Àngel Orte, fundador de la escuela en 1923 y que durante la Guerra Civil se alineó con la República costándole su exilio a Francia.

Tras el acto, y con una presencia policial de unos treinta agentes entre la Guardia Civil y la Policía Local que acordonaron la zona, la presidenta Salom y el conseller de Medi Ambient, Agricultura i Territori del Govern, Gabriel Company, abandonaron el núcleos escoltados por jeeps de la Benemérita.

Acto

Con todo, Portocolom revivió la apertura, hace 90 años, de la que fue la primera escuela de hidroaviación íntegramente civil del Estado español contando con la presencia de un hidro procedente de Sabadell.

Una placa conmemorativa, ubicada en la esquina de las calles Mare de Déu y Pescadors, recuerda su puesta en funcionamiento, que impulsó Àngel Orte. En el acto también estuvo presente el presidente de la Fundació Aeronàutica Mallorquina, Miquel Buades y Margarida Orte, hija del piloto, que luego participó en un coloquio.