Un grupo de vecinos entregaron las 812 firmas al Ajuntament de Pollença.

2

«Ochocientas doce firmas en una semana». Es la cifra de signaturas que han conseguido un grupo de ciudadanos de Pollença para reclamar que «se restablezca la legalidad urbanística malograda con las obras de cierre del camino de Santuïri, así como la supresión de las barreras que impiden el paso libre y rodado por dicho camino».

La vía de Santuïri enlaza el camino del cementerio con la carretera PMV-220-2. Por ello, en la mañana de ayer se entregaron en el Ajuntament las firmas reclamando la reapertura de la vía. A la vez, desde la Plataforma Pro Camins Públics Oberts, así como los vecinos afectados, solicitan al equipo de gobierno una rectificación ante el cierre del camino ya que «según la documentación que hay en el archivo municipal, este camino fue construido a finales del siglo XIX con el objetivo de enlazar con el camino d'Almadrava y permitir el paso de los carros». Otro de los motivos que esgrimen vecinos y firmantes de la petición «es que se trata de un camino público porque está en el Plano del Plan General Municipal de 1991. Y también en el Catálogo de Caminos Municipales aprobado el 25 de septiembre de 2008».

A la vez, en el pleno ordinario del mes de julio del Ajuntament de Pollença que se celebrará mañana, los grupos municipales del PSM-EN, PSOE y ERAM han presentado una moción en la que se pide la reapertura de la vía y la libre circulación por este camino de Santuïri.

El camino de Santuïri está registrado con el número 86 del Catálogo de Caminos del municipio.

Reflexión

Desde la Plataforma de Camins señalan que «nos gustaría se reflexionase ante un cierre que consideramos que no es justificado y supone un mal ejemplo».