23

Una plaga de pulgas puso ayer en jaque los juzgados de Manacor, ubicados en la plaza Creus i Fontiroig, y que obligó a la suspensión de varios juicios programados para la mañana de ayer.

Así lo denunció el sindicato CSIF que informó que numerosos funcionarios, procuradores y abogados sufrieron las picaduras de estos insectos. En un primer momento se suspendió el primer juicio que estaba en la agenda pero luego, y en vista de los hechos que han sido puestos en conocimiento de Inspección de Trabajo, se procedió a la cancelación de toda la programación prevista para el día de ayer.

En una de las imágenes remitidas por el sindicato se puede observar el brazo de una persona con hasta seis picaduras. La plaga fue de tal dimensión que se hizo del todo insoportable habitar en las instalaciones y por ello se tomaron medidas drásticas como la suspensión de las audiencias. Cada día se suelen celebrar un máximo de doce juicios.

Críticas

Lo sucedido ayer sirvió para que el CSIF denunciara de nuevo las condiciones con las que tienen que trabajar los profesionales de la justicia no sólo en Manacor sino también en Inca, Eivissa y Menorca.

No es la primera ocasión que se denuncian los problemas de salubridad de los juzgados de Manacor, ubicados en unas antiguas dependencias del complejo del Convent, y que obligan a trabajadores a llevar a cabo su labor en malas condiciones.

De todos modos, el responsable del mantenimiento de este inmueble es el propio Ministerio de Justicia, ya que las instalaciones están cedidas por parte del Ajuntament de Manacor. Un mantenimiento que según el sindicato «deja mucho de desear ya que la humedad y la suciedad ayuda a la proliferación de plagas».