Tramo peatonal con carril bici y zona ajardinada cerca de la Avinguda del Torrent. | Guillem Mas

2

La grave situación económica por la que atraviesan las arcas del Govern ha obligado a aplazar la ejecución de las dos últimas fases del proyecto que tenía que cubrir todo el torrente a su paso por la ciudad de Manacor.

De hecho, el alcalde Antoni Pastor (PP) manifestó ayer que «entiende» la decisión de la Conselleria d’Agricultura, Medi Ambient i Territori ya que «así como están las cosas ahora no es una prioridad».

Hay que recordar que esta iniciativa se impulsó en 2008 siendo Miquel Àngel Grimalt conseller de Medi Ambient. El proyecto global contemplaba el cubrimiento íntegro del torrente a su paso por la ciudad, convirtiéndolo en un nuevo espacio peatonal que revalorizó los barrios afectados alejándolos de la suciedad y la mala imagen. Los vecinos afectados acogieron en su momento con gran entusiasmo dicho proyecto.

Acuerdo

Las dos primeras fases afectaron la Avinguda del Torrent hasta las Avingudes y desde este tramo hasta la calle Jordi Sureda. Ya en 2010, la Conselleria de Mobilitat i Medi Ambient, que gestionaba Biel Vicens, ya no desplegó la tercera fase que afectaba desde la calle Cid hasta la ronda Felanitx con un presupuesto de 1 millón.

En el mismo año, en el mes de noviembre, un acuerdo de pleno instaba al Govern a acometer las dos últimas partes del proyecto.

La cuarta y última actuación se tenía que centrar en la zona de la Rambla del Rei En Jaume hasta el Hort d’en Servera, con un coste de unos 1,2 millones de euros.

Con todo, la finalización de este proyecto no será una realidad en los próximos años. Con la reducción presupuestaria de la Conselleria d’Agricultura, Medi Ambient i Territori no hay capacidad para impulsar la finalización del proyecto y dar por concluida la iniciativa que se puso en marcha hace ahora cuatro años.

De este modo, los afectados tendrán que esperar y continuar conviviendo con las molestias que supone tener como vecino un torrente que transita por una amplia zona del casco urbano de la ciudad de Manacor. Todo ello continuará igual hasta que la crisis económica obligue a ello.