LLuc Tomàs, en una imagen de archivo. | Jaume Morey

10

La Junta Local del PP de Llucmajor ha pedido a Lluc Tomàs, exalcalde del municipio, su reincorporación al partido tras ser absuelto ayer por el Tribunal Supremo después de que en 2008 dimitiera y abandonara su militancia al ser condenado por delitos de corrupción.

En un comunicado, el Partido Popular de la localidad ha informado de que en una reunión celebrada anoche se acordó «por unanimidad» solicitar a Lluc Tomàs su reincorporación como afiliado y miembro de la junta local del partido en el municipio, una vez conocida la sentencia del Tribunal Supremo que absuelve de todas las imputaciones al político.

El PP recuerda que, «en un gesto que le honra», Tomàs dimitió de su cargo tras la sentencia de la Audiencia Provincial por la que se le condenaba a tres años de cárcel y ocho de inhabilitación, aunque «proclamó siempre su inocencia, de la misma forma en que sus compañeros del Partido Popular han proclamado su honradez».

«Han sido necesarios dos lustros de sufrimiento y lucha, desde 2002, para que el alto tribunal ratifique ahora su inocencia, y cierre esta penosa travesía de diez años de litigio judicial, en defensa de su honorabilidad», ha dicho el PP.

En la reunión de la junta local del PP de Llucmajor que adoptó esta decisión estuvieron presentes el propio presidente del Govern balear y del Partido Popular en el archipiélago, José Ramón Bauzá; el presidente del Parlament, Pere Rotger, y el conseller de Presidencia, Antonio Gómez.

El Tribunal Supremo absolvió ayer al exalcalde de Llucmajor Lluc Tomás (PP) de la condena de tres años de cárcel por varios delitos de corrupción que le había impuesto la Audiencia Provincial de Palma al considerar que no se han probado las acusaciones formuladas contra él.

Con esta nueva resolución el caso del exalcalde de Llucmajor ha vuelto a dar un giro procesal ya que en 2010 el Supremo pidió a la Audiencia de Palma una nueva sentencia porque la primera tenía defectos, pero la segunda reiteró las mismas condenas, que ahora vuelven a ser corregidas.

Además de la absolución de Lluc Tomás de los delitos de negociaciones prohibidas, defraudación, malversación, uso de información privilegiada, tráfico de influencias y prevaricación de los que había sido acusado, el Supremo ha rebajado las condenas de los otros dos implicados: el exconcejal Joaquín Rabasco Ferreria y su compañera sentimental María del Mar Aldao.

Rabasco ha visto reducida su condena inicial de seis años de cárcel a la de dos años de prisión y nueve meses de multa, mientras que la otra acusada ha pasado de tres años de cárcel a un año de prisión y multa de seis meses.