El túnel del Gorg Blau, que ya cuenta con alumbrado.

0

La dirección Insular de Carreteres del Consell de Mallorca está llevando a cabo un proyecto para dotar de iluminación a los dos túneles de la carretera de montaña Ma-10 (Andratx-Pollença) y aumentar de este modo la seguridad de estas vías. El año pasado se iluminó el túnel del Gorg Blau, ahora es el turno del paso de Monnàber, cuyos trabajos empezarán en verano.

El túnel de Monnàber, de 400 metros de longitud, que comunica los términos de Fornalutx y Escorca, es un paso obligado para numerosos ciclistas y peatones. Su orientación y el estar excavado en roca de color oscuro, hace que las condiciones de visibilidad sean muy limitadas.


Fases
El proyecto de iluminación está actualmente en fase de adjudicación y se ejecutará en dos anualidades. En verano está previsto que comience la primera fase de obras de canalizaciones e instalación de placas y proyectores. El tipo de energía será generada por 30 placas solares y los proyectores serán microleds plus de 100 watios, unas 48 unidades.
Posteriormente, en una segunda fase, se procederá a completar la instalación con el resto de elementos.
El proyecto tendrá un presupuesto de 340.000 euros y la iluminación se pondrá en marcha a finales de este año o a principios del próximo.

En 2011 se procedió a la iluminación del túnel del Gorg Blau, de 250 metros de longitud, con una inversión de 130.000 euros.
La iluminación funciona desde diciembre pasado. Se ha utilizado energía fotovoltaica generada por placas solares, 18 unidades, que se han colocado sobre la boca este del túnel.

El coste total de la inversión realizada por el Consell de Mallorca, destinada a reforzar la seguridad en estos túneles de la carretera de la Serra de Tramuntana, asciende a 470.000 euros.