Previous Next
3

Con la tala del árbol más grande de los que han adornado la plaza Constitució a lo largo del siglo XX, sembrados según todos los datos alrededor de 1890, ayer culminó en el principal espacio urbano de Sóller la polémica eliminación de casi todos los ejemplares, un trabajo que se inició el lunes por la mañana y que ha sido la noticia del año en la ciudad, dando pie a todo tipo de comentarios.

Mientras el Ajuntament ha puesto a disposición de los vecinos una dirección de correo electrónico para que aporten ideas de como repoblar la plaza cuando se disponga del presupuesto necesario, ayer numerosos vecinos pidieron a los podadores que les cortaran «rodajas» de los viejos plátanos para guardarlas en casa como recuerdo.

Propuestas

A lo largo de la semana los comentarios han sido contantes y para todos los gustos, tanto sobre las hipotéticas responsabilidades sobre la decisión de adornar los árboles con unos cordones de luz que resultaron letales, como sobre las posibilidades, pros y contras de revestir de nuevo el espacio con otras especies. Se ha hablado de lledoners , falsas moreras e incluso naranjos, aunque los técnicos aconsejan implantar árboles del mismo tipo.

También, ante una plaza que ahora parece el doble de grande, ya los hay que han propuesto que se deje libre de árboles, al menos la zona de los monumentos modernistas del Sant Bartomeu y del Banc de Sóller, que, sin la protección vegetal, ahora vuelven a lucir como no lo hacían des de principios del siglo XX.