Un informe del Consell del pasado octubre señalaba que desvirtuaba la plaza. | M. Azagra

22

Después que el Ajuntament de Sineu pidiera al departamento de Patrimoni del Consell que diera una solución a la polémica ubicación de la escultura del Rei en Jaume II de la plaza de la Església, la comisión técnica de Patrimoni ha decidido que sean los técnicos del Consell, el Ajuntament y el propio donante los encargados de buscar una nueva ubicación para la escultura de bronce cedida por Joan Sastre.

El Consell señala que se tiene que tener en cuenta que fue una donación y por tanto se debe respetar la postura del donante. Una postura que ya quedó muy clara en julio del año pasado cuando el Ajuntament aceptó las cláusulas propuestas por Sastre pese al rechazo de los vecinos de Sineu. A la vez, ayer mismo el alcalde de Sineu, Josep Oliver manifestó que «nosotros pedimos un informe del Consell, y que sus técnicos decidan, de momento no sabemos nada y haremos lo que ellos nos digan».

Hay que señalar que el último informe del Consell fue para decir que la estatua desvirtuaba la plaza.