Previous Next
8

Los taxistas de la Part Forana decidieron ayer en Lluc unirse en una asociación para hacer frente común en la defensa de sus intereses como colectivo y luchar contra el intrusismo.

Con una asistencia de cerca de 40 profesionales (en la Part Forana hay 673 licencias), los asistentes valorarán ahora la posibilidad de volver a poner en marcha la asociación de taxis de la Part Forana que lleva un año inoperativa o crear una asociación nueva. Así quieren conseguir representación en el Consorcio de Transportes y conocer de primera mano los acuerdos. Para poder tener representación en dicho consorcio la ley marca que los taxistas se deben unir con otra asociación de taxis, por lo que iniciarán conversaciones con el colectivo de Eivissa.

«Si conseguimos entrar en el Consorcio de Transportes podremos participar en la redacción de los decretos y valorar si nos son positivos o no. Ahora nos enteramos de los acuerdos cuando están aprobados», aseguró ayer un taxista. Por su parte, José Alama, miembro de Radiotaxi Inca, explicó que «la intención es hacer frente común en la defensa de los intereses generales del colectivo».

Para concretar los primeros pasos que los taxistas realizarán como asociación, se celebrará una nueva reunión en Inca el próximo miércoles 28 de febrero «donde están invitados todos los taxistas que no han podido venir a la comida», dijo Alama.

Por otra parte, los taxistas de Inca, Pollença y Sóller explicaron ayer los nuevos acuerdos conseguidos con el Govern después de varias reuniones. De esta manera, en el BOIB del pasado 14 de febrero se publicó que los taxistas pueden cobrar un suplemento de 4 euros para ir a Lluc y otros 8 euros para ir a Sa Calobra. Asimismo, los taxistas que realicen servicios en municipios donde no hay taxi podrán bajar la bandera en el lugar de origen.