El escultor Pere Pujol fue conocido por sus figuras sobre las ‘rondalles’, que podrían darse a conocer si el proyecto coge forma. Actualmente están en una casa, casi en el olvido. | Assumpta Bassa

El municipio de Artà podría acoger un centro cultural dedicado a la interpretación de les rondalles mallorquines a través de las esculturas de Pere Pujol y un espacio para la promoción de la artesanía local. Este es el proyecto que se cuece en Artà en el que se han de implicar diferentes agentes tanto públicos como privados. Este centro podría estar ubicado en una casa antigua, en el corazón de Artà.

El proyecto ‘Ditades de Talent' actualmente se está acabando de perfilar. La idea, promovida por el Ajuntament d'Artà, ha sido impulsada por la iniciativa privada. El proyecto fue presentado en un máster en gestión cultural a cargo de María Isabel Sancho y cuenta con el apoyo de los herederos del artista Pere Pujol, fallecido hace 10 años, y un grupo de artesanos y diseñadores jóvenes de Artà que quieren promocionar el producto artesano del municipio.

El Ajuntament d'Artà está estudiando la posibilidad de destinar una partida en el marco del Plan Turístico ‘Artà sorpren' que contempla la puesta en valor del patrimonio, la artesanía y la cultura tradicional de Artà.

También se ha presentado al conseller de Cultura del Consell, de la mano del regidor artanenc del PP Joan Lliteras.

El edificio acogería en la planta baja el centro artesanal. En la planta superior habría el centro de interpretación de la rondalla donde se quieren instalar las figuras de Pere Pujol, unas 77, que ahora están custodiadas por los herederos.