La primer teniente de alcalde Catalina Riera junto con Antoni Pastor.

56

El alcalde Antoni Pastor (PP) ha anunciado que el Ajuntament de Manacor presentará alegaciones al anteproyecto de ley para modificar la Llei de Funció Pública que promueve el Govern de Bauzá y que, entre otros aspectos, rebaja de requisito a mérito el conocimiento del catalán para acceder a la administración pública.

El texto, que se encuentra desde ayer en fase de exposición pública, está siendo revisado por una serie de técnicos culturales y lingüísticos del Consistorio con el objetivo de «mejorar la propuesta y defendiendo que la lengua catalana sea un requisito».

Pastor matizó que «aunque creemos que el catalán tiene que ser un requisito también consideramos que se tienen que contemplar algunas excepciones y ofrecer a los aspirantes un tiempo para realizar cursos de reciclaje o aprendizaje».

Consenso

En opinión del alcalde, «con el tema de la lengua siempre ha habido un cierto consenso que se está a punto de romper, los idiomas son elementos de cohesión y no de división social».

En este sentido, el primer edil defendió el derecho «de los ciudadanos de las Balears que quieren usar la lengua propia en la administración», así como «a todos los estudiantes que acaban sus estudios con su pertinente certificado de catalán para que puedan acceder a la administración».

«Irrenunciable»

El popular volvió a recordar que para él «la lengua catalana es irrenunciable y forma parte de mis principios, aunque pueda representar a una minoría en mi partido me creo en el derecho de defenderlo y se que en el PP hay gente que piensa como yo». Además criticó que «a día de hoy pesen más las teorías de Carlos Delgado».

Con todo, el alcalde Pastor pidió que en el próximo congreso regional del PP «tenga lugar un debate ideológico ya que las discrepancias son buenas y sanas y no el pensamiento único».

Más información en página 17